Diseño
Interiores
Diseño y Gestión de la Moda
Digital
Publicidad y Marketing
Comunicaciones
Blog » Productos Diseno Alma Espacio Interior

Productos de diseño como alma del espacio interior

Blog

  • Por: Mariza Rios, Directora de Calidad Educativa de Toulouse Lautrec.

     

    Actualmente todos vivimos muchos cambios, con características particulares que implica replantear la forma de ver y valorar las acciones:

  • Sergio Nouvel, miembro del comité consultivo de la carrera de Diseño y Desarrollo de Medios Digitales, escribe acerca de la transición del diseño tradicional al User Experience, dado el contexto de la revolución digital.

     

  • Hernán Polo, docente de Publicidad y Publicidad y Marketing Digital.

    "Yo no creo mucho en la suerte, pero debo decir que he tenido la fortuna de que la labor de Publicista a mí me cayó a pelo"

Blog » Productos Diseno Alma Espacio Interior

Productos de diseño como alma del espacio interior

Productos de diseño como alma del espacio interior

Por Santiago Martín Desperés, Coordinador Académico de Diseño de Producto.

4D La dimensión desconocida:

Entre todos los productos que existen en el mercado, en la vasta variedad de formatos y materiales que contienen los productos que compramos diariamente, hay un factor común y unívoco: todos ocupan un espacio en nuestro hogar.

¿Qué quiere decir esto?

Son formas que tienen masa, peso y volumen. Existen. Tienen una entidad que percibimos con todos nuestros sentidos. La vista, el tacto, el oído hasta en algunos casos el olfato.

Son 3D porque tienen alto, ancho y profundidad. Pero además de esas tres dimensiones, hay una cuarta dimensión que es invisible. Hasta este punto, la definición es muy científica, realista, terrenal y precisa, de acuerdo a nuestra manera de comprender la física, incluso con evidencias empíricas irrefutables. Pero en verdad esta parte científica no es la más interesante.

La 4D = la emoción.

Lo que nos conecta con la marca o el producto y nos permite valorarla por lo que es y creemos de ella. Esta es la parte mágica, pero se necesita combinar ciencia y algo de magia para crear un diseño de producto exitoso.

Dimensión emocional:

Cuando hablo de emoción, es un sentimiento que va sigilosamente por debajo de la razón y de nuestro conocimiento cultural.

Es el vínculo que se crea entre la marca y el consumidor. Es lo que hace que alguien se sienta atraído y desee el producto porque cree en la promesa de esa marca y en su beneficio.

El producto no comunica ese mensaje, sino que es el mensaje en sí mismo; y puede ser interpretado por sus receptores de maneras muy dispares.

Debemos ser muy directos y concisos en la creación de este mensaje para que sea comprendido de la manera en que pretendemos por la mayor cantidad de receptores posible.

 

¿Cómo se logra el vínculo emocional? Creando un diseño adecuado y relevante, dirigido al corazón de quien lo va a recibir. Siendo directo y conciso. Brindando un diferencial con respecto a la competencia. Siendo realmente únicos y ofreciendo algo que los demás no puedan dar alma y vida al espacio.

 Utilizando los códigos visuales y estructurales correctos y, lo más importante, logrando la combinación exacta entre ciencia y magia.

Lamentablemente, o afortunadamente, no existen fórmulas mágicas para lograr un gran diseño, sino una combinación de mucho trabajo, conocimiento, inspiración, reflexión e intuición por parte del equipo que lleva adelante el proyecto. La necesidad de crear un producto para comercializar es inevitable, pero crear una conexión emocional con los consumidores es otra cosa muy diferente. Ese es el verdadero desafío del diseño.

Seleccionar cuidadosamente cada parte, forma un todo. Cada pequeño detalle nos cuenta algo. Todo comunica. Los materiales, las formas, las texturas, los colores, las terminaciones, las imágenes, el encuadre y, como si esto fuera poco, la relación entre cada uno de ellos. Son muchas variables.

Hay múltiples posibilidades. No hay una sola manera de lograrlo y, a veces, hasta resulta complicado explicar porqué un diseño funciona y porqué otro no. Pero cuando estamos frente a un diseño de producto que nos conmueve, hay algo en lo profundo de nuestro interior que nos dice: “Esto es lo que quiero para mí”.

Iniciar chat
Inicio